4 grandes obstáculos en las relaciones de Pareja

¿Quién dijo que vivir en pareja fuera fácil? ¿Creías que existían las relaciones de pareja perfectas? Pues siendo realistas sabemos muy bien que no todo es color rosa en las relaciones entre dos.

Hablar de parejas, no caben dudas, es hacer alusión a dos “planetas” diferentes, cada uno con su propia órbita, su propia rotación y sus maneras distintas de traslación. Es hablar también de elementos únicos que componen cada mundo: sus creencias, valores, principios, moral, etc.
Lo complicado de la convivencia en la relación de pareja es que cada “planeta” debe alinearse con el otro, en una misma órbita, respetándose sus rotaciones, sus elementos, pero teniendo como punto en común el objetivo hacia el que se dirigen juntos. Por tanto, en el momento en que uno de los dos mundos trate de “imponerse” al otro, chocarán, y ni hablar de lo que puede pasar cuando dos planetas colisionan (saca tus propias conclusiones al respecto).
Existen una cantidad variada de causas y situaciones que afectan la sana convivencia de las relaciones, las cuales ya publicamos en el artículo: 8 causas principales de los problemas de pareja. Sin embargo, a pesar de todas estas razones es necesario delimitar y explorar cuáles son los grandes obstáculos que, una vez presentes en dicha relación, llegan a deteriorarla, hasta el punto en que la misma queda totalmente destruida.
Es por eso que quiero presentarte a continuación los 4 grandes obstáculos que se presentan con frecuencia en las relaciones de pareja, y que siempre debes tener presente:
1. Aleccionar a tu pareja: Si bien pueden haber “buenas intenciones” a la hora de utilizar este recurso, no menos importante es tener en cuenta que tu pareja no es tu alumno/a. Puede que te sobren razones para querer que tu pareja “aprenda” algo en lo que eres experto, sin embargo, ten en cuenta que el/ella ha llegado a la adultez con lo “poco que sabe”, y debes aceptar esa realidad tal cual. Cuando una persona siente la necesidad de cambiar algo en su vida, busca sus propios mecanismos para hacerlo.
2. La Generalización: Uno de los grandes problemas en las relaciones entre dos, sobre todo cuando se presentan discusiones o inconvenientes es generalizar sobre lo que pasa, haciendo menciones de causas anteriores que se han repetido y han generado el problema más de una vez. Expresiones como “tú siempre” o “tú nunca”, o bien “es que tú eres…”, son mortalmente incorrectas en una relación de pareja, sin importar la confianza que haya entre ambos. Ambos miembros de la relación debe contar con las estrategias asertivas necesarias para manejar y resolver sus conflictos de pareja, sin tener que acumularlos, anotarlos, para luego “sacarlos” como un arma de defensa al momento de una discusión.
3. Críticas negativas: Este es uno de los obstáculos quizás más nocivos en una relación, y paradójicamente, ocurre con tanta frecuencia que parecería imperceptible. Y es que las críticas negativas hacia tu pareja van sembrando en la misma desconfianza, baja autoestima, inseguridad y miedos que le impedirán continuar su desarrollo como ser humano. Para esto es importante que realices un registro escrito, al menos durante una semana, haciéndote consciente de las veces que utilizas alguna frase o expresión despectiva hacia tu pareja. Con esto podrás medir la magnitud del problema y por tanto tomar acción de inmediato para corregirlo.
4. Descalificar los sentimientos de tu pareja: “por todo lloras”, “no entiendo que te causa gracia”, “no tienes ninguna razón para sentirte así”, “deberías sentirte…”; expresiones como estas indican nada más y nada menos que descalificación y menosprecio por lo que siente tu pareja, la cual tiene todo el derecho de sentirse como desee en determinado momento, aunque para ti no tenga razón de ser esa emoción.
Toma nota sobre estos 4 elementos, evalúa la presencia de los mismos en tu relación, o bien en alguna relación que acompañes. Es de vital importancia detectar a tiempo estas señales y tomar acción inmediata para eliminarlas, creando hábitos comunicativos saludables en la relación de pareja.
Los conflictos en las relaciones de pareja deben verse como un camino para encontrarse con tu pareja, pero también como un camino para producir el transformador encuentro contigo mismo. Recuerda que tu pareja es tu mejor espejo.
Para concluir, ten en cuenta que no existe la perfección ni la estabilidad permanente en las parejas, sin embargo, si cada uno invierte tiempo y esfuerzo en crecer continuamente, esto se verá reflejado de manera positiva y tendrán las herramientas adecuadas para poder salir adelante ante cualquier conflicto. Es un asunto de responsabilidad personal, y de la libertad con la que cada uno decide ayudar a salvar la relación y crecer juntos, primero como personas, y luego como pareja, porque en definitiva, el ser humano no fue diseñado para estar solo.
Si en algún momento, tú que lees este artículo, sientes que tu relación ha sido permeada de manera negativa por cualquiera o varios de estos obstáculos, y no eres consciente de los recursos internos que tienes para salir adelante, te recomiendo buscar ayuda de un profesional que pueda sembrar en ti la conciencia y la voluntad necesaria para que puedas superarlo.
¿Cuál de estos obstáculos piensas que es el más grave? ¿O cuál piensas que es el más común desde tu experiencia? Para nosotros es de mucho valor tu opinión, comenta…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *