El arte de negociar en los problemas de Pareja

Maria se queja de que su pareja, su esposo Jose no la escucha, no la entiende y no la toma en cuenta nunca, y José se refiere que su esposa lo tiene cansado y lo está asfixiando con tantos problemas. Esta es una situación común que se da en las relaciones de Pareja donde frecuentemente hay quejas de este tipo de parte de ambos cónyuges.

El problema está cuando la pareja entra en un círculo de solo expresar quejas y donde ambos:

  • Solo están concentrados en su propia queja.
  • No escuchan sinceramente al esposo o esposa y lo que este esta tratando de decir.
  • Se concentran tanto en la queja que se olvidan de buscar la manera de conversar y buscar las soluciones.
  • Se concentran solo en el problema y no en las soluciones.
  • Entienden que el otro es el responsable del problema, que tiene la culpa mientras que él o ella es la víctima.

Cuando esto ocurre en la relación de pareja los miembros de la misma solo están inmersos en ellos mismos y se han olvidado de que son pareja y para buscar el bien común y de la relación primero deben aceptar que cuando existe un problema no es responsabilidad de uno u otro, la responsabilidad es de los dos.

Otro aspecto en este punto es que hay que tener claro que esto no es una competencia para ver quién gana o quien tiene la razón, este problema es una oportunidad para conocerse y crecer como pareja identificando lo que no está funcionando para buscar cosas que les funcionen a los dos y así ponerlas en práctica.

El principal elemento que la pareja tiene a su favor para la resolución de conflictos es la Negociación, la capacidad de poner sobre la mesa la situación que está ocurriendo  y ser capaces de establecer acuerdos con los que ambos se sientan conformes.

Negociar es un arte que requiere varios pasos para poder llevarse a cabo, por lo que quiere compartir contigo algunas recomendaciones  a tomar en cuenta a la hora de negociar en los problemas de Pareja:

  1. Ver el problema como una oportunidad: muchas veces se tiene la concepción de que los problemas indican que las cosas están muy mal y podrían terminarse lo que es un pensamiento fatalista, pero esto cambia cuando se ve la situación como una oportunidad de ver cosas nuevas, una oportunidad de aprendizaje para conocer más a la pareja y para crecer como tal.
  2. Identificar el problema: En un dialogo donde ambos tengan la oportunidad de hablar y expresarse sin interrupciones de la pareja o críticas y opiniones solo una escucha sincera y atenta de lo que la pareja quiere expresar, para a partir de ahí ambos identificar el problema y lo que le está afectando a cada uno.
  3. Ser claros en el la situación que les molesta:

          Maria: el problema es que tú eres muy injusto

          José: el problema es que me tienes harto

En este ejemplo podemos ver que ambos no han sido muy claros en los que expresan, por ejemplo María dice eres injusto y José puede confundirse y no entender si es en todos los aspectos de la relación o en alguno específicamente.

Veamos la diferencia si lo expresan de esta manera:

Maria: me siento mal porque en las semanas dedicas más tiempo a salir con tus amigos que a compartir conmigo y pasar tiempo de calidad.

José: Me siento mal cada vez que llego a casa del trabajo cansado y quieres inmediatamente hablar sobre problemas de nosotros o de la casa o de otras personas, quisiera pedirte que cuando llegues dejes que primero pueda tomar una ducha y descansar.

  1. Aceptar el problema: Una vez que queda claro la demanda de cada uno la cual se identifica como el problema es decir que por ejemplo a partir del caso de Maria y José cada uno con su queja pues comenzaron a discutir más a menudo, alejarse, y a no sentirse bien el uno con el otro, es importante aceptar que eso es lo que está pasando para poder pasar al siguiente paso.
  2. Buscar todas las soluciones posibles al problema: Luego de identificado es momento que la pareja haga un gran lista de soluciones posibles a los que está pasando.
  3. Elegir las soluciones que realizaran y hacer un compromiso: Tomar de esas soluciones lo que harán pero con el claro compromiso de la responsabilidad que tiene cada uno en el éxito de la resolución de este problema.

 Levar a cabo estas recomendaciones requiere de paciencia, comprensión y respeto. No es algo que si antes no lo habías dicho será sumamente fácil esto como muchas cosas en la vida requiere practica y la actitud positiva de que las cosas se resolverán y funcionaran.

¿Te sientes identificado con este tema? Cuéntame tus experiencias dejando un comentario al final del artículo.

1 comentario en “El arte de negociar en los problemas de Pareja”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *